Ir para o Conteúdo da página Ir para o Menu da página
SAC 0800-48-7500  /  (48) 3436-6700

La Empresa

El espíritu emprendedor de la familia Spillere fue el responsable por la creación de la Metalúrgica DS, referencia en el aftermarket automotriz brasileño.

La pequeña fundición fundada en 1979 en Nova Veneza, en el sur del Estado de Santa Catarina, orientó su fabricación para una línea de producción seriada, fabricando cojinetes para rodamientos de la serie SN.

En 1986 se creó la marca DS, un homenaje a Dovílio Spillere, fundador de la empresa. Con la consolidación de DS en el mercado de accesorios para rodamientos, la empresa inició la diversificación de su línea de producción teniendo como objetivo la fabricación de manguitos de fijación para rodamientos. Fue el espíritu creativo e innovador de su dirección que llevó a Metalúrgica DS a optar por la fabricación de estos manguitos en acero SAE 1020, hecho que exigió una tecnología hasta entonces desconocida e impar en el mercado nacional.

La búsqueda por la diversificación continuó y Metalúrgica DS pasó a desarrollar productos para el mercado de reposición de autopiezas. En 1987 los primeros discos de freno fueron comercializados y enseguida los tambores de freno y los cubos de rueda.

En 1991 fue inaugurada una nueva fundición, con un sistema de moldeo con resinas de curado en frío y dos hornos cubillot (de cubilote), que proporcionaron gran competitividad.

A partir de 1994 Metalúrgica DS inició el proceso de modernización de su mecanizado a través de la adquisición de los primeros tornos CNC (Control Numérico por Computadora). Con este tipo de equipos, el mecanizado ganó principalmente productividad y repetitividad, factores determinantes para la evolución del concepto de calidad de los productos DS.

Con fuertes inversiones en la gestión de la calidad, diversos programas fueron implementados apuntando a la estructuración del sistema de calidad. En enero de 1999 Metalúrgica DS recibió la certificación ISO 9001:2000, emitida por el organismo de certificación BRTÜV.

En 2001 se inauguró una nueva fábrica con cuatro mil metros cuadrados en un área total de veinte mil metros cuadrados y se creó la marca MDS, con el objeto de atender y ampliar el mercado de reposición automotriz (aftermarket).

A partir de la conquista de la certificación ISO 9001:2000, MDS continuó perfeccionando su sistema de calidad. En 2003 Metalúrgica DS recibió la certificación ISO TS 16949:2002, dando un gran paso en su certificación como proveedor de la industria automotriz.

Actualmente los productos con la marca MDS son reconocidos por las principales marcas del mercado de reposición automotriz mundial.

Calidad, innovación constante, alta tecnología y un equipo altamente calificado hacen de Metalúrgica DS una empresa preparada para garantizar la máxima durabilidad y seguridad para sus clientes.

LÍNEA del TIEMPO